Clases Sociales.


Grupos sociales.

La sociedad de la Edad Media estaba formada básicamente por tres grupos sociales: la nobleza, el clero (obispos, curas y monjes) y campesinado.

NOBLEZA
Introducción:
La nobleza estaba constituida  mayoritariamente por los dueños de las tierras. Dentro de la nobleza había diferentes rangos.
Los más importantes eran los magnates (marqueses, condes y duques). Eran los propietarios de las grandes extinciones de tierras.
Un segundo rango son los nobles (vizcondes, barones,…) señoreaban extensiones de tierras más pequeñas.
Un tercero rango estaba formado por los caballeros. Estos, poseían solamente un caballo y un arnés (armas, armadura…). Los caballeros vivían en un noble de rango superior y constituían la guardia personal.
Los nobles vivían en el castillo y su ocupación principal era la caza. A menudo, hacían guerras contra otras nobles o se entrenaban en violentos torneos. Los castillos medievales se limitaban a una torre rodeada por una muralla.
                              1. ¿De donde proviene la palabra “noble”?
Etimológicamente la palabra noble, proviene del latían nobilis, persona que se destaca por sus virtudes. Casi todas las sociedades del mundo hasta la Revolución Francesa, consideraron la existencia de categorías de personas que las hacían sobresalir del común de la población y ser merecedoras de reconocimientos y concesiones. Nobleza era sinónimo de privilegios y de pertenecer a un orden social diferenciado y jerárquicamente superior, independientemente de las riquezas que se tuviera.
                              2. Categorías dentro de la nobleza.
Solo representaban solo el 3 % de la población total. La alta nobleza, formada por condes (gobernadores de las comarcas), duques (8 herederos de los gobernadores militares) y marqueses (que gobernaban en las marcas o fronteras) fueron aquellos que durante la Edad Media, se convirtieron en vasallos directos del rey, y grandes señores feudales de los campesinos que se convirtieron en sus vasallos, mientras ellos se ocupaban de pelear en defensa de sus reinos. En tiempos de paz, su vida rutinaria, aburrida y ociosa, se matizaba con actividades de cacería, pesca, y combates con espadas, en torneos. Muchos jóvenes nobles en la Edad Media ingresaron a la orden de los Caballeros, y otros formaron parte de la nobleza cortesana.
                               3. ¿Dónde habitaban los nobles?
Los nobles habitaban en castillos fortificados, rodeados de los campos donde vivían sus vasallos, y generalmente cerrados por puentes levadizos.



CAMPESINADO
Introducción:


El campesinado constituía la mayor parte de la población. Los campesinos trabajaban duramente la tierra des de que salía el sol hasta la puesta, y su vida era monótona. La mayoría de conreos eran de secano (trigo, cebada, centeno y avena) y legumbres (judías, garbanzos y lentejas). Estos productos constituían la base de la alimentación. También se cultivaba la viña y la olivera, juntamente con algunos fruteros (manzanos, nogales, cerezos, higueras…). En la orilla de los arroyos se conreaban ajos, cebollas, coles y otras hortalizas.
La ganadería era un buen complemento de la agricultura. Los bienes, a más, proporcionaban lana, materia primera per elaborar los vestidos.
La faena de filar (obtener hilo de lana de la oveja) era realizada sobretodos por las chicas. Por las imágenes de la época podemos deducir que las mujeres también tenían cura de la casa y compartían con los hombres algunas faenas duras del campo.
El campesinado medieval se puede dividir en tres grandes grupos:
-Los aloers (que poseían un alodio o parcela) eran libres.
-Los campesinos de remensa y los “serfs”, que estaban ligados a la tierra y no la podían abandonar sin ningún permiso del seños, o si no pagaban dinero. (la remensa)
-Los esclavos.



LA CLERECÍA
Introducción:


A partir de la caída del Imperio Romano el único enlace a Europa occidental era la religión cristiana. De acuerdo con esta creencia todas las personas bautizadas formaban una gran asamblea: la iglesia, que era dirigida por el obispo de Roma (el papa).

La iglesia disponía de una doble red formada, de una banda, por los obispos y, por la otra, los monasterios.
Los monasterios aplegaban comunidades de hombres o de mujeres (monjes o monjas) dedicados al trabajo y la oración,  debajo la autoridad del abad o abadesa de acuerdo con unas normas, que constituían la regla.
La faena de los monjes podía ser manual (en el campo) o bien intelectual (a la biblioteca, donde se dedicaban a copiar y escribir libros).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Publica un comentari a l'entrada